Ir al contenido principal

De tiendas con...Mar de estrellas vol.II

-¡Sí, ahí está! Tengo que pasar.
- No, tú eres demasiado grande. Impasable.
- Dirá usted imposible.
- No, impasable. Nada es imposible
(Alicia y el conejo blanco)


¡Ya estoy aquí! Con la segunda parte de la temporada de otoño de Compañía Fantástica que nos ofrece María en su tienda bonita, Mar de estrellas.

Y este es otro post con historia…
Una de las características de Mar de estrellas es, que solo puedes encontrar una prenda por talla. Esto tiene la ventaja de que no te vas a encontrar a nadie con tu misma talla llevando el mismo look, pero también tiene el inconveniente de tener que volar como un pajarillo a visitar a María si algo te gusta…porque
“¡se lo quitan de las manos!”
Cuando fui a la tienda a probarme los conjuntos que íbamos a fotografiar días después, quede enamorada del vestido rebautizado “desayuno inglés” y, como se lo que pasa, decidí comprarlo al instante. Por eso, el que vais a ver en la foto, es mío.
Lo que yo no sabía era que, el segundo vestido que te voy a enseñar, también era el mío cuando hicimos las fotos…porque resulta que a “Pepito Grillo fotógrafo” le hizo, incluso, más ojitos que a mí, y apareció la semana pasada con él en casa (a veces, pocas, es amoroso. Jeje).

Después de este rollazo… ¿Te los enseño?


“Desayuno inglés” es de tela delicada y con mucho vuelo. Es perfecto para un paseo por el país de las maravillas, pero es tan cómodo como para perseguir un conejo blanco durante horas, sin problemas.


Es ese vestido de corte más bien básico que, por el estampado, es especial y cumple a la perfección con su misión captadora de miradas.
Para alargar un poco la figura, decidimos combinar el vestido con una media y zapatos de charol del mismo color pero, para este “veroño” que estamos viviendo, yo lo veo sin medias y con una manoletina roja.



¡Ay, mi vestido rojo! Lo ves en la percha y piensas que, ni te va a favorecer ni va a ser de tu estilo. No os voy a negar que, a veces, rehúso (¡por cierto! El verbo rehusar no es reflexivo, amigo Danny Ocean… uno rehúsa, no “se rehúsa”) probarme vestidos que puedan tener un corte recto, porque hacen que mi trasero, de proporciones más que generosas, sea el que mande y sus curvas sobresalgan sobre las de mi cintura (¡y por ahí no paso!).
Pero vi el estampado y le dije a María: “Me lo voy a probar…sin esperanza ninguna” (La pobre María solo se ríe cuando voy a verla…)

La cuestión es que ahora voy a tener un problema con él…Y es que en la sesión, nos gustó tanto el resultado sin medias ni calzado, que ahora solo voy a querer ponérmelo así… Con una margarita en el pelo.

Me guardo un As en la manga para dentro de un par de semanas, un look inspirado en la editorial de moda de Compañía Fantástica de otoño… ¡Ya no digo más!



¿Te animas con un vestido rojo? ¿Y a llevar puestos huevos fritos y bacon?
PD: Felicidades Pepito Grillo. Por muchos más años dando guerra ;)

Muchas gracias por haber venido. Nos vemos en
instagram @luciagentico y en mi cuenta de 21 buttons con el mismo nombre
Nos leemos, ¿vale?

Luchy

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ningún evento sin ella... Vol.1

"Find light in the beautiful sea, I choose to be happy You and I, you and I, we’re like diamonds in the sky You’re a shooting star I see, a vision of ecstasy When you hold me, I’m alive We’re like diamonds in the sky"                                                                     Rihanna

La primera vez que os enseñé el trabajo de Vanesa fue en su taller, en la calle Capitán Gallarza de Logroño.
Esta vez, CONUVE se ha trasladado a un precioso terreno muy cerquita de Logroño.

Como ya sabrás, Vamesa confecciona tocados de manera totalmente artesanal y conjuntados totalmente con tu look.

Pamelas, casquetes, coronas de flor natural, porcelana fría, plumas, raquis, ... Solo tienes que pedir cita y dejarte llevar por su gusto y saber hacer.

Para enseñarte sus obras de arte más recientes de manera más detallada, vamos a dividirlo en dos post.

Hoy te voy a enseñar la parte más delicada, de flor natural y porcelana fría.

Vamos a empezar por una corona completa en flor natural de c…

De amor, caza y comecocos

¡Madre mía! ¡Cuánto tiempo fuera!

En mi defensa diré que, la dificultad para organizar una boda es directamente proporcional a lo complicados y puñeteramente detallistas que sean los novios.
¡DIN! ¡DIN! ¡DIN! ¡TENEMOS GANADORES!
Por otro lado dirás, ¿Pero el día de publicación no era los viernes? ¡Y sí! Pero los participantes en el trabajo que te voy a enseñar hoy, y yo, no podíamos esperar más y he decidido inaugurar el curso 2018-2019 con Logroño aún con "resaca matea".
Seguro que conoces la tienda Verde doncella, situada en el centro de Logroño, ocupando lo que era una tradicional tienda de moda para mujer hace ya mucho años, lo que hace que su estética exterior, escaparates, e interior, mantenga el encanto de aquella boutique.
A su frente, Ana, lleva la tienda con la dulzura y simpatía característicos en ella.
Allí puedes encontrar esas marcas que a mi me gustan, originales, todavía sin masificar.
Suelo asomar el hociquillo por su tiendita bastante a menudo y, mis bolsos…

4 para 2

Dime, querido amigo, ¿te maquillas en verano?
Yo tengo que decir que, por norma general NO. En verano suelo alternar el vestido de piscina con el de estar en casa y el pelo secado al aire con el moño mal hecho.
También es cierto que, si toca ir a hacer algún recado, terracear o hay un plan especial, soy la más piti de la tierra.
Y lo que te voy a enseñar hoy son esos 4 productos básicos y de batalla que no me faltan desde hace algunos veranos para esos momentos de "pontemonaluchyyalacalle".

Voy a empezar por el principal: HOT SAND iluminador líquido de NARS.


Comienzo con él por su versatilidad. En verano me pongo morena en seguida y estoy de vacaciones, por lo que no necesito bases de maquillaje, polvos de sol ni nada similar. Como me encanta el efecto "glow", suelo mezclar Hot sand con mi crema hidratante y luego añadir un poquito más en las zonas que quiero resaltar todavía más. Esto le aporta un efecto aún más jugoso a la piel y, no se si será mi percepción, pe…